MEDICAMENTOS VIH

Importancia de la adherencia al tratamiento antirretroviral

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define la adherencia al tratamiento como el cumplimiento del mismo, es decir toma la medicación de acuerdo con la dosificación y el programa prescrito. Pero además se considera la persistencia, que es tomar la medicación a lo largo del tiempo del tratamiento indicado.

La adherencia al tratamiento representa, probablemente, el factor más importante a nivel individual que asegura una adecuada respuesta al tratamiento antirretroviral (TARV). La buena adherencia al TARV es un factor decisivo para el éxito del tratamiento y la no adherencia puede tener importantes implicancias en la salud pública.


El control de la replicación viral depende de múltiples factores pero la adherencia incorrecta es la primera causa del fracaso terapéutico relacionándose con mala respuesta al tratamiento, peor reconstitución inmune y mayor riesgo de mortalidad.

Por estos motivos, es muy importante que los pacientes sean responsables de su enfermedad, que entiendan claramente el objetivo del TARV, participen activamente en la decisión de iniciar, se sientan capaces de cumplir con tratamiento y comprendan la enorme importancia que tiene una toma continua y correcta de la medicación.





Para detener con éxito la replicación del VIH y mantener suprimida la carga viral, los niveles de los medicamentos anti-VIH deben mantenerse lo suficientemente altos en la sangre las 24 horas del día, todos los días. Si los niveles de los medicamentos bajan demasiado, puede ocurrir resistencia a los medicamentos.

La resistencia al VIH puede causar que tus medicamentos dejen de funcionar como corresponde y puede limitar futuras opciones de tratamiento. También es posible transmitir VIH resistente a medicamentos a otras personas, haciéndoles más difícil el tratamiento de su propia infección.



CONSEJOS Y HERRAMIENTAS PARA MEJORAR LA ADHERENCIA

  • Guarde sus medicamentos cerca de algo que utilice regularmente, por ejemplo: la cafetera, el reloj de alarma o su cepillo de dientes. Ver sus medicamentos cerca de algo que usa diariamente puede ayudarle muchísimo.
  • Programe su teléfono celular. Ponga una alarma en su teléfono en varios horarios del día y la noche. Las personas suelen preguntar menos acerca de tu teléfono sonando que si pones una alarma en un reloj o en otro dispositivo.
  • Si viaja con frecuencia, lleve dosis extras del medicamento en caso de que el viaje se retrase, y siempre lleve sus medicamentos a mano.
  • Mantenga sus horarios. Algunas personas tienen más dificultad para acordarse de tomar sus medicamentos en los días que tienen libre y no trabajan ni van a la escuela, o en otros horarios en los que su rutina es distinta que la habitual. Puede necesitar ayuda extra para recordar tomar tus medicamentos en días como estos.
  • Si ve que generalmente debe llevarse los medicamentos para tomarlos fuera de casa, busca cajitas para medicamentos portátiles de bolsillo. Algunas incluso tienen relojes programados incorporados.
  • Planee por anticipado. Asegúrese de renovar sus recetas para que nunca se quede sin medicamentos.